Proyecciones del PRC en algunas cuestiones económicas

1ro de septiembre de 2003

Si pretendemos un gobierno totalmente al servicio de la sociedad, solo como regulador o arbitro, que en manos de este estado solo estén asuntos de servicios básicos como el ejercito, policía, defensa civil, aduana, acueductos-alcantarillados, correo, salud pública y educación; todos bien fiscalizados por la sociedad civil, mediante mecanismos que se establezcan, con el fin de hacerlos eficientes y evitar la corrupción. Con estos puntos de vista estamos dejando claro que creemos en la economía de libre mercado. Los sectores productivos de la sociedad necesitan que el propio mercado valla guiando la economía y los precios, sin la intervención del estado, exceptuando momentos de crisis, el estado lo que tiene que hacer es, contribuir a que se cumplan las leyes, que exista la estabilidad social, asunto este indispensable para un desarrollo continuo, lo demás es cuestión de tiempo y del esfuerzo y laboriosidad de nuestro pueblo en el proceso de producción y servicios con calidad, en este empeño estaremos junto al pueblo. En nuestra propuesta económica, partimos de la privatización de todas las entidades productivas en manos del estado, de forma ordenada y priorizando en todos los casos a los trabajadores que se encuentran activos en los diferentes centros de producción y servicios. Esto creemos es hacer justicia y darles parte de lo que han trabajado en estos 45 años de explotación despiadada y privación de sus derechos. Posterior a esta etapa la economía del país será dinamizada por los aciertos y desaciertos de los hombres y mujeres con iniciativa empresarial, que tendrán que poner a prueba su capacidad ante la competencia interna y externa , confiamos que esta competencia entre compañías de todos los calibres ,además de la competencia laboral, hará resurgir la economía pues estos son los resortes que elevan la productividad y la calidad de los productos y los servicios, cuestiones indispensables para el desarrollo.

Con el objetivo de dar garantías a los hombres y mujeres que van a ahorrar para crear su capital para invertir, ahorristas en general y he aquí la palabra mágica para desarrollarnos como país, seguridad a los inversionistas extranjeros y centros financieros internacionales, debemos ponernos la camisa de fuerza desde el principio, nada va a ser mas rígido y absurdo que lo actual y asumamos el dólar como moneda, para poder tener una moneda segura y así realizar nuestra actividad económica tanto nacional como internacional en un clima estable desde el punto financiero, observemos a América Latina y el tercer mundo en general los problemas monetarios que tienen. Y tener en cuenta también los grandes beneficios que ha tenido la Unión Europea después de asumir el Euro como moneda común. Si creamos un estado de derechos y existe un ambiente jurídico serio y eficiente que facilite y de confianza a los inversionistas, súmele a esto las características propias de nuestro pueblo que es emprendedor, arriesgado, valiente, cavilador, ambicioso, competitivo, características necesarias para el despegue de nuestra economía, que va a necesitar de laboriosidad y esfuerzos con calidad y productividad. Ninguna de nuestras propuestas son innovaciones, es partiendo de la experiencia económica de la humanidad, en su afán incansable por una vida mejor, y visto en los diferentes contextos del planeta tierra.

Con el objetivo de ilustrar nuestras ideas pondremos un ejemplo, que puede ser pulido por especialistas en la materia, pero lo consideramos necesario ya que nuestro pueblo no está familiarizado con estos temas, lo haremos de forma simple para hacerlo más comprensible.

Teniendo en cuenta que las entidades de producción y servicios en el país están en manos del estado, partamos que deben pasar al Banco Nacional de Cuba para tasarlas y venderlas.

En nuestro ejemplo, tomemos un hotel de los construidos por el régimen. Una comisión especializada del banco tasara la propiedad. A los obreros de este hotel se les dará un entrenamiento que entre otras cuestiones los instruya en el conocimiento de lo que es una corporación o sociedad anónima, que son las acciones?, que se les venderá a ellos en su totalidad a partes iguales, la responsabilidad y los compromisos de esta corporación y sus dueños con el banco, sin dar entrada para la venta y con un interés bajo.

Estos accionistas (los obreros del hotel) elegirán los directores de la corporación sin interferencia, todo esto debe efectuarse bajo leyes y regulaciones previamente establecidas.

Después de efectuada esta transacción es responsabilidad total de la corporación y sus dueños el funcionamiento de la empresa y el cumplimiento de los compromisos financieros establecidos con el banco.

Paralelo a estas transacciones deben existir programas y conferencias educativas para información general del pueblo y su instrucción en estos temas por radio, TV y prensa.

Esto pensamos es una de las tantas formas de hacer justicia y además uno de los medios por el cual estaremos creando una sociedad laboriosa, disciplinada y responsable, y será una manera de demostrar que la democracia no va a despojar al discriminado pueblo cubano de nada pues nada es lo que tiene actualmente, todo lo contrario, dará derechos y privilegios impensables en el actual régimen totalitario y se dotara a la futura democracia de una fuerza moral ante los comunistas disfrazados que irán apareciendo cuando su incompetencia ante la nueva situación y su posición sin privilegios diferentes al resto de la sociedad y tengan necesidad de trabajar para conseguir el sustento de su familia, sin el amamantamiento del régimen que los tiene corrompidos, en puesto de trabajos de dirigentes donde lucran diariamente sin reparo sobre la base del robo y la especulación, con títulos de revolucionarios combativos o de comunistas hasta la muerte. Estos aparecerán con los derechos que da la democracia, con sus carteles pidiendo lo que ahora le prohíben al pueblo y se lo reservan a esbirros exclusivamente. Pero el único bien que heredaremos será el gran mal que han hecho y que habrá permitido que el pueblo cubano quede vacunado contra los diferentes virus comunistas que aparecerán con diferentes ropajes y que ya se preparan para ello.

El Partido Republicano de Cuba propone estas formas de privatización en la creencia que de esta manera se le puede arrancar la máscara a los actuales testaferros del régimen y se levanta una valla moral muy alta para saltar por los comunistas en nuestro futuro democrático.

¡Triunfaremos!.

Junta Directiva.

Partido Republicano de Cuba.

RSS for Posts RSS for Comments