Prosiguen detenciones arbitrarias para negar derechos de libertad de culto y reunión pacífica

Por Jesús Emilio Hernández Figueroa 

Regla, Ciudad de la Habana, Cuba. (ALAS)- El pasado viernes, día 8, se reportaron más de una veintena de opositores que siguen siendo detenidos de manera arbitraria para negarles su derecho a participar en una misa dedicada a los presos políticos, a los que sufren represión, y a la libertad de Cuba.

Algunos testigos de la población manifestaron que, desde temprano en la mañana, había un fuerte despliegue de militares y policías uniformados en los alrededores de la Iglesia Nuestra Señora de Regla. Un testigo ocular que pidió el anonimato advirtió la presencia de grupos paramilitares de las Tropas Especiales, conocidos comúnmente como “boinas rojas”, y un practicante católico que se dirigía a misa declaró que fue empujado por oficiales de la Seguridad del Estado, al tratar éstos de atajar a varios opositores que pretendían llegar a la iglesia.

El opositor Juan Carlos Bous Batista, Director Municipal del Partido Republicano de Cuba (PRC) en el municipio de Regla, alegó que fue secuestrado por el agente de la policía política conocido como Rafael y por oficiales uniformados, al salir de su vivienda. Añadió que fue obligado a entrar a un auto policial número 1098, y fue conducido para la Unidad de la policía en Alamar, Habana del Este. Bous Batista declaró que fue amenazado con medidas carcelarias si no se estaba tranquilo durante el Congreso del Partido Comunista, próximo a celebrarse el día 16 de este mes. El opositor fue obligado a permanecer en los calabozos de dicha Unidad por doce horas, tiempo en el que estuvo plantado sin ingerir alimentos ni líquidos.

El activista Oscar Ernesto Maestre, manifestó también que fue reprimido por oficiales de la Seguridad que fueron a buscarlo a su domicilio. Fue raptado y conducido a la Estación policial de Guanabo, donde le confeccionaron un Acta de Advertencia que él se negó a firmar. Fue conducido al calabozo y detenido por cerca de doce horas.

Jesús Verdecia Castillo, opositor que realizó recientemente una huelga de hambre por tres días, también intentó asistir a la iglesia, pero fue interceptado por el oficial Brayan y conducido en un auto de la policía a la Unidad de Alamar, donde estuvo detenido por cerca de diez horas. Fue puesto en libertad a poco más de las ocho de la noche, junto con Bous Batista.

La opositora pacífica de 51 años de edad, Gladis Escandell Martínez, alegó que fue interceptada por el Teniente Coronel Alejandro Montano, y obligada a entrar a un auto Lada rojo, donde fue amenazada con llevarla presa si insistía en ir a la iglesia.

Miguel López Santo igualmente expresó que fue obligado a montarse en un auto Lada, y que fue conducido a un lugar distante, a decenas de kilómetros, donde fue abandonado y forzado a regresar por sus medios.

Por su parte, la Directora Municipal del PRC en la Habana Vieja, Luz María Piloto, declaró vía telefónica que había sido detenida en la Unidad de la policía de Infanta y Manglar, junto con el opositor Rafael Céspedes. Expresó además que los activistas de su Delegación Denis Solís, Eugenio Orlando Ramírez, Yosiel Gía y Yadel Delgado habían sido detenidos en la Estación policial ubicada en la calle Zanja, en Centro Habana. La fuente quiso destacar que al señor Delgado le tomaron las huellas digitales, y añadió que, sobre las 8:30 de la mañana, el opositor William Cepero García recibió una golpiza propinada por agentes de la Seguridad, al encontrarse en una parada de ómnibus para dirigirse a la iglesia de Regla.

Al momento de redactarse esta nota se supo que Orlando Corzo, Silvia Paula Castro, Pastor Pérez, Jorge González y Rafael Egües había sido interceptados en las cercanías del recinto religioso y obligados a regresar a sus viviendas.

Share

There are no responses yet

Leave a Reply

RSS for Posts RSS for Comments